Educación sexual en tiempos modernos

Hablar sobre sexualidad en la actualidad puede ser un tema bastante controversial por más de una razón, pese a la evolución social que han generado los medios modernos y el hecho innegable que los seres humanos dependen del acto sexual como medio reproductivo, los diferentes constructos sociales y diferencias culturales sobre este tema en contraste con los medios que tienden a sexualizar al hombre y la mujer por igual, hacen cada vez más difícil abordar de forma adecuada este tema, especialmente en el ámbito educativo con los más chicos.

Los padres son el principal problema a la hora de tratar cualquier temática relacionada con la sexualidad y la identidad sexual, aunque son temas que tienen bastante en común, hablar al respecto puede desencadenar un mar de problemas y mal entendidos, hablar incluso sobre el desarrollo y la madures sexual del hombre y la mujer puede ser un tema algo rígido cuando en la sociedad se habla de diversidad con más de 34 géneros que buscan ser aceptados por igual, haciendo que la ciencia, la biología y la educación sexual convencional sean herramientas que aunque completamente certeras, sean poco eficientes a la hora de explicar a los más pequeños cualquier aspecto con relación a la sexualidad, identidad sexual, aspectos psicológicos y biológicos en el desarrollo del cuerpo humano según su tipo de sexo y cualquier tema similar.

En la actualidad es necesario abordar desde múltiples dimensiones el tema en general, sin dejar de lado la realidad científica y biológica que nos define, pues ciertos temas deben formar parte de la educación e impartirse de manera adecuada y precisa pese a los diferentes criterios que la sociedad pretenda imponer sobre otros ya asentados y con peso científico. Solo imaginemos que un edificio es construido y el ingeniero pertenece a un movimiento que pretende ser revolucionario al cambiar los estándares de medición internacionales, construye el edificio violando las normativas según su nueva creencia, y en pocos días el edificio se desploma, se llega a la conclusión que se presentaron varias violaciones a las normativas establecidas en cuanto a cálculos, mediciones y demás por varias personas encargadas de la obra.

En este caso legalmente la responsabilidad recae sobre los que participan y dirigen la construcción de la obra. Pues en el caso de la educación sexual como parte de los programas de educación integral, pese a las diferentes ideologías y perspectivas modernas, debe ser abordada de manera adecuada y precisa como siempre ha sido, debido a que es necesario que los más pequeños comprendan a cabalidad los cambios y riesgos a los que se encuentran expuestos y estén preparados para enfrentarlos, ya que de nada sirve preparar a alguien para que aprenda a nadar y de un momento a otro arrojarlo en paracaídas desde un avión mientras esperamos que asimile todo en el acto y reaccione de la mejor manera, y esto es algo que en la actualidad debe saber llevarse de la forma más precisa posible, libre de toda ideología y movimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.